Laura Henao Correa

Comunicadora social y periodista de la Universidad de Manizales. Cubro temas culturales de entretenimiento que se realizan en Manizales, para que más personas disfruten de las actividades que se realizan en la ciudad. Me interesan los temas deportivos a nivel local, nacional e internacional.

Correo: laura.henaolp@gmail.com

Instagram: @lauhenao2308 

X: @LauraHenaoCorr1

Linkedln: Laura Henao Correa

LA PATRIA | MANIZALES

Al terminar la 68 Feria Taurina de Manizales queda en el ambiente una sensación de optimismo por lo que se presenció en el ruedo taurino de la Plaza de Toros de Manizales y por la noticia de la Corte para autorizar corridas de toros en Bogotá. Sin embargo, con lo acontecido este año y años anteriores se ratifica que Manizales es la primera ciudad taurina de Colombia en la actualidad, lo que se espera seguirá conservando durante los próximos años. Es de recordar que Bogotá fue la plaza taurina por excelencia en Colombia.

Fue una temporada que enseñó más cosas buenas que malas, por lo que los aficionados asistentes, oyentes y televidentes disfrutaron de las diferentes tardes y Festival con faenas que dieron lugar a oir los compases de la música taurina, el otorgamiento de apéndices y las vueltas al ruedo en señal de triunfo.

Como en todo nada es perfecto y hubo tardes que se presentían de mejor factura artística, pero los imponderables del toro, de los toreros y del medio dieron al traste con las esperanzas.

Para reconocer la madurez humana y taurina demostrada por Luis Bolívar, no siempre se está de acuerdo con sus actitudes, pero lo que ejecutó en la Plaza de Toros lo equipara y quizá sobrepasa a otras grandes figuras del toreo que se han presentado en Manizales. Su manera de estar frente al toro, pausado y sin desperdiciar tiempo y espacio en la faena. Merecidos fueron sus trofeos.

Entre los subalternos se distinguieron Emerson Pineda, Carlos Rodríguez y Ricardo Santana, quienes mostraron su vocación, calidad y valor en las diferentes actuaciones que les correspondió en la lidia.

Usía

Diferentes comentarios de taurinos de reconocida presencia en Manizales suscitó la actuación este año del presidente de la temporada y sus asesores quienes comparten el palco presidencial. En estos tópicos se enfrenta la subjetividad de aficionados y autoridad de plaza.

Desmonterada

Fotos | Freddy Arango y Darío Augusto Cardona | LA PATRIA

Durante la actuación del matador de toros Sebastián Castella y debido a sus buenas ejecuciones con las banderillas el público pidió la venia del torero para que Emerson Pineda y Andrés Herrera se desmonteraran en señal de éxito.

Ganadores

  • La Catedral: Luis Bolívar.
  • Voceador de LA PATRIA: Luis Bolívar.
  • Mejor novillero: Felipe Miguel Negret.
  • Mejor subalterno: Emerson Pineda.
  • Mejor ganadería: Santa Bárbara. Carlos Barbero.
  • Mejor toro: Legionario, de 488 kilos, de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo. Este premio es entregado por la Barra Taurina 5 de Bogotá.

Orejas e indultos

  • Felipe Miguel Negret, novillero: Una oreja.
  • Román: Tres orejas.
  • Juan Sebastián Hernández: Una oreja.
  • Antonio Ferrera: Dos orejas. Un indulto en el Festival y dos orejas.
  • Luis Bolívar: Cinco orejas. Un indulto y dos orejas.
  • José Arcila: Una oreja.
  • Emilio de Justo: Un indulto y dos orejas.
  • Tomás Rufo: Una oreja.
  • Sebastián Castella, en solitario: Dos orejas.
  • Andrés Roca Rey, mano a mano: Tres orejas.

Lo que vio y vivió

El ganadero Jorge Gutiérrez Gómez, del hierro Dosgutiérrez, ha analizado la Temporada Taurina de Manizales. De su criterio se presenta un corto resumen de sus consideraciones.

“Como vi y viví lo que vi”, puedo titular esta nota en la que debo hacerle un reconocimiento al público de Manizales tanto por su masiva asistencia a la Plaza de Toros, a pesar de la incertidumbre sobre si habría o no Feria, como por haber asumido valientemente el alto costo de las boletas. Sin embargo tuvo baja nota en taurinismo dado su generoso y festivo comportamiento, lo que a mi juicio permitió a los toreros no tener que esforzarse en demasía para agradar. La presidencia quizá contagiada de la alegría y del desprendimiento popular de los cánones del toreo, en veces “manguiancha” con los toreros y en otras con los Toros. Dentro de los actuantes, si bien agradaron como ya lo dijimos, pocos nos sorprendieron, que es lo que hace a un torero único e irrepetible; quien si lo hizo fue Roca Rey quizá al mostrarse como un torero temerario más que puro. En cuanto a los encierros hubo un poco de todo. Novillos que pasaron por Toros, uno que otro bravo y exigente y los más dóciles y tontones, del gusto de los toreros.

Pancarta

Una pancarta llamó la atención del reclamo que hacen los aficionados a la tauromaquia que realmente son una minoría dentro de los habitantes y visitantes en la Feria de Manizales.

Manizales, eje y fortín

El reconocido historiador, taurófilo y periodista Víctor Diusabá ha escrito para Al Alimón su artículo mediante la especial manera de observar la tauromaquia.

Cinco conclusiones sobre la 68.ª Feria taurina de Manizales:

  1. Ratifica Manizales su condición de epicentro taurino de Colombia y de la región. Pocas ciudades, no solo en América, convocan a tantos aficionados de todos lados. Además, con el promedio de edad más joven de lugar alguno en el mundo.
  2. Es la feria taurina fortín y eje de la Feria de Manizales. Resulta impensable considerar la existencia de esta última sin la vigencia de la primera.
  3. Luis Bolívar se erigió como el gran triunfador de la Feria. Lo más importante es que lo hizo con categoría, frente a figuras que mandan en el escalafón. Luis vive hoy el mejor momento de su carrera.
  4. Sobre el desarrollo artístico de la feria como tal, hubo mejor comienzo que final. Y de entrada, el nivel de exigencia de los encierros se encargó de poner alto el listón.
  5. El festival se movió con total éxito del acostumbrado viernes al jueves. Eso demuestra que la actual itinerancia de los carteles puede cambiar, sin afectar el respaldo en los tendidos. Está claro que en Manizales, de principio a fin, sobran gente y pasión.
Imagen principal
Luis Bolívar instrumenta un derechazo a su toro en turno durante la tercera corrida, se evidencia la forma de embarcar al toro. Con este toro conquistó dos orejas a ley.