La captura sí fue legal y debe ir a la cárcel, confirmó un juzgado