Es hora de asumir el predial