Poco antes de comenzar el Mundial de Fútbol de Catar, que se realiza en estos momentos, la cantante colombiana Shakira anunció que no iría a la inauguración del evento debido a las violaciones a los derechos humanos que se conocieron, con respecto a los inmigrantes que ayudaron en la construcción de los escenarios que se están usando para el evento deportivo. Al ser cuestionado por su presencia en el Mundial, por un periodista israelí que mencionó esas violaciones a los derechos humanos, el también artista colombiano Maluma respondió que eso no era asunto suyo, e incluso abandonó molesto el set de grabación. Este contraste ha generado polémicas en las redes sociales, con toda clase de argumentos. Consultamos opiniones de periodistas del entretenimiento que también tienen puntos de vista diferentes ante la actual circunstancia.

Preguntas

1 ¿Respalda la actitud de Maluma o la de Shakira, con respecto al Mundial de Catar?
2 ¿El deporte, en este caso el fútbol, debe ir aparte de polémicas sobre derechos humanos?
3 ¿Cree que la FIFA acertó al escoger a Catar como sede de un Mundial de Fútbol?

A favor
Carlos Marín
periodista de entretenimiento
1 Me parece que las dos posiciones son igual de válidas. Si fuera por el tema de derechos humanos el fútbol ni siquiera debería jugarse, y con eso no estoy avalando lo que ha pasado, que es desde todo punto de vista reprochable, pero no se puede diferenciar el trabajo de un artista con el de un periodista o un futbolista. Si cuestionamos a un artista porque va o no a un Mundial, por qué no hacemos lo mismo con los periodistas y futbolistas, o con los organizadores, o con los patrocinadores. ¿Cuál es la diferencia del artista con el resto de actores de esta circunstancia? En el caso de Maluma pienso que él se sintió provocado, y de alguna manera el objetivo del periodista era señalarlo, pero entonces volvemos al mismo punto: ¿Ese periodista, entonces, por qué está trabajando en el Mundial, si está en contra de los abusos de derechos humanos?
2 Los derechos humanos deberían estar por encima de todo y no lo están, entonces volvemos a lo mismo. Si fuera por eso, un espectáculo como el fútbol no debería existir, pero existe. La polémica va más allá de eso. ¿No es acaso el fútbol una muestra de que la esclavitud persiste?
“Si cuestionamos a un artista porque va o no a un Mundial, por qué no hacemos lo mismo con los periodistas y futbolistas”.
3 La FIFA es una organización comercial, no es una entidad deportiva sin ánimo de lucro. Que una empresa decida hacer un evento como ese en un lugar como ese, simplemente, es un tema económico. Que sea o no el ideal, es complejo, es lo que piensa la FIFA.
En contra
Graciela Torres, La Negra Candela
periodista de entretenimiento
“Fue totalmente desacertada la decisión de Maluma porque pasó desapercibido (...). Shakira acertó con su decisión y Maluma no”.
1 La respuesta de cada uno es respetable. Maluma, que no estuvo presente en la inauguración, sino en el evento para los fans, lo vio más como un negocio, los petrodólares son sumamente atractivos para cualquier artista. Fue totalmente desacertada la decisión de Maluma porque pasó desapercibido, y el éxito para un artista universal es que esté donde esté sus temas sean coreados por sus fanáticos en el idioma en que estén grabados. Maluma cambió dinero por seguidores y popularidad, y ahora espera estar en la final de la Copa. En cuanto a Shakira, unos dicen que la vetaron por su situación con Piqué, y otros que renunció por lo que pasa con los derechos humanos allá. Eso no es cierto. Sencillamente, ella está inmersa en los trámites de su separación y su trasteo a Miami, y los problemas con el fisco español y la enfermedad de su papá. Shakira acertó con su decisión y Maluma no.
2 No se debe mezclar gimnasia con magnesia, es un evento netamente deportivo con muchas copas celebradas. ¿En qué momento se les ocurrió a los artistas decir que no iban por la violación a los derechos humanos? Es evidente que allí la religión es el Islam, que es ultraconservador, especialmente con las mujeres y demás tendencias que en Occidente sí aceptamos, afortunadamente.
3 Fue una decisión totalmente errónea. Todos los problemas que se están presentando en la Copa son culpa de la FIFA, que solo hizo un negocio. Se dieron cuenta tarde que las prohibiciones de la cultura musulmana son muy difíciles de aceptar para quienes van desde otros continentes.