El presidente, Gustavo Petro convocó a marchas de respaldo a sus reformas para el próximo 14 de febrero, asegurando que la calle es un lugar de discusión de los proyectos que su Gobierno presentará ante el Congreso de la República. Su llamado fue hecho para el mismo día que ya había señalado la oposición, liderada por el Centro Democrático, para manifestarse en desacuerdo con su administración. Algunos piensan que sería una manera de opacar los rechazos al gobierno Petro. Las movilizaciones coinciden con la fecha de presentación de las reformas a la salud, pensiones y laboral, que podrían generar grandes tensiones en el país.

Preguntas

1 ¿Discutir reformas en la calle es populismo o democracia participativa?
2 ¿El Gobierno Nacional quiere saltarse el Congreso para aprobar sus reformas?
3 ¿Está bien convocar marchas de apoyo el mismo día que se manifestará la oposición?
 

A favor
Simón Arango Noreña
líder del Centro Democrático en Caldas
1 Como lo está haciendo Petro es populismo, porque él solamente está llamando a hacer una protesta. Él no está hablando de reuniones o talleres donde se presentan las propuestas y se puede opinar en qué se está o no de acuerdo, tener una conversación de fondo y hacer un documento conjunto y presentarlo, no, lo que él está haciendo es intentar demostrar que la gente lo está apoyando. Es más un rédito para él, políticamente hablando, que un apoyo a las políticas públicas, es más populismo que democracia participativa.
2 Creo que es una forma de presionar al Congreso, de pronto no tanto saltárselo, pero sí presionarlo de una u otra manera. Es un juego muy complicado, porque hay reformas como la laboral y la pensional. Así los argumentos que tiene el Centro Democrático sobre ellas tengan un piso y sean válidos, lo que busca es hacer quedar mal a la oposición. Muchos miembros de partidos, para no quedar mal ante el pueblo, van a ceder a esas presiones, y algunos congresistas para no quedar, supuestamente, mal ante la ciudadanía van a terminar apoyando esas reformas.
“Es populismo, porque él solamente está llamando a hacer una protesta”.
3 Ellos intentan opacar a la oposición, y creo que es muy desleal y va en contravía de lo que supuestamente ofrece el Pacto Histórico y todos esos partidos de izquierda y progresistas de respetar la expresión ciudadana en las protestas, pero ellos convocan para el mismo día queriendo acallar a los opositores. Eso no es democrático, quieren amedrentar la oposición y evitar que los ciudadanos también conozcan los argumentos nuestros. Quieren llevarnos por los cachos y evitar que hagamos nuestra propia marcha, y la de ellos va a ser la que reciba todas las garantías, no la de nosotros. Son artimañas políticas para evitar que haya una voz de oposición.
En contra
Carlos Cruz Delgadillo
líder de la Colombia Humana en Caldas
Es un ejercicio pedagógico, es a lo que llama este gobierno, el presidente Petro.
1 No estoy de acuerdo con que sea populismo porque, finalmente, me parece que es un ejercicio pedagógico, es a lo que llama este gobierno, el presidente Petro, entonces, finalmente es el Congreso de la República, y eso en ningún momento se ha desconocido, el que aprueba las leyes. Nuestro presidente y este gobierno son absolutamente respetuosos del Estado Social de Derecho y lo que se busca es que la gente se apropie de lo público, que sé que no ha sido muy usual en nuestro país, pero es la búsqueda de este gobierno.
2 Lo que busca nuestro presidente es que se genere un diálogo sobre esas reformas, generar espacios de conversación, y lógicamente este gobierno es respetuoso de la división de poderes públicos, y es claro que la rama legislativa es la que tiene la tarea de estudiar y aprobar las leyes. No es ningún estado de opinión, como algunos tratan de hacerlo ver, sino solo generar diálogos entre las comunidades.
3 Ese es un tema que habrá que revisar, porque es un llamado que se ha hecho también desde la ciudadanía, desde los movimientos sociales, políticos y culturales, pero creería que no hay mayor inconveniente. De hecho, si en la calle están los puntos de vista diversos, me parece que es completamente válido. En este país es necesario que aprendamos a conversar, a dialogar sin necesidad de creer que el que piensa distinto es un enemigo, una persona a la que hay que atacar, es un cambio de mentalidad, un cambio cultural. Venimos de unos diálogos regionales vinculantes con diversos sectores, que fueron muy fructíferos. Lo que se busca en este gobierno es promover la participación, que es uno de los principios fundantes de nuestra Constitución, necesitamos que esa Constitución se materialice.