Sin plazos, pero con seriedad, parece avanzar el proceso de paz