Concejo de Manizales

Foto|Archivo|LA PATRIA

Hasta el Concejo de Manizales llegaron los efectos del memorando de cooperación que el alcalde de Manizales firmó con Liberland.

LA PATRIA | MANIZALES

Liberland, la micronación ubicada en los balcanes, que no es reconocida por Colombia ni otro país, sigue poniendo a Manizales en boca del mundo. El martes fue el alcalde, Carlos Mario Marín, y ayer el Concejo Municipal.

Marín publicó el martes por sus redes sociales un video e imágenes de la firma de un memorando de cooperación con Randy Thompson, representante de Liberland en Colombia, para ofrecer un curso de inglés virtual gratis a 5 mil ciudadanos, y anunció que habían acordado establecer relaciones diplomáticas mutuas y de conformidad con el derecho internacional en particular a la convención de Viena.

Esto desató burlas y señalamientos a nivel local, nacional e internacional, pues Liberland es un país de papel, y el video oficial fue borrado posteriormente.

Ayer, cuando el Concejo terminaba una sesión, los concejales Christián Pérez, de la ASI, y Julián García, del Partido Alianza Verde, plantearon a la plenaria convocar a una sesión de control político al secretario de TIC y Competitividad de Manizales, Juan Felipe Jaramillo, quien acompañó a Marín en la firma del memorando con Liberland y a quien Thompson contactó inicialmente.

Esto terminó en agarrón en el Concejo y quien fungía como presidente encargado, el concejal liberal Danilo Fernández, primer vicepresidente de la corporación, levantó la sesión.

Vergüenza

El concejal Pérez argumentó la proposición diciendo: "Manizales ya está en los primeros lugares de la vergüenza mundial, están saliendo noticias en CNN y El País de España donde se burlan del alcalde por sus torpezas y su insensatez. Vino un señor aparentemente representante de un estado inexistente, no reconocido; tal parece existía solo en la cabeza del alcalde, que se apropió de funciones que no le corresponden en materia diplomática celebrando un convenio a partir de lo que dispone el convenio de Viena, que es el derecho internacional de los tratados, que solo pueden celebrar los estados de la comunidad internacional".

Según Pérez, querían escuchar al secretario de TIC para que explicara en qué consiste el convenio, cuál es la finalidad, qué recursos se comprometieron para financiar a Thompson en su venida a Manizales.

Salieron a defender

El concejal Víctor Cortés, aunque es de la única bancada declarada oficialmente en oposición al Gobierno Marín: la liberal, dijo que no veía transgresión ni violación penal o disciplinaria del alcalde, tampoco usurpación de funciones, porque el estado de Liberland no existe y por tanto no se configura una falta. "Aparte de una alcaldada, de un momento de risa, este Concejo tiene cosas más importantes de qué ocuparse".

El concejal conservador Simón Ramírez, que fue asesor de la Administración, solicitó que la proposición fuera retirada. "No podemos seguir echándole leña al candil y seguir contribuyendo con la mofa y los ataques que se han venido dando por redes sociales. Dejémonos de ocupar de temas tan banales y tan minúsculos por un error en el que incurrió el alcalde. No es para defenderlo ni mucho menos, me parece muy compleja esa situación. Por falta de asesoría y quizás por falta de conocimiento pecamos por inocentes, pero no podemos seguir como Concejo ocupándonos de esos temas", sostuvo.

Sí hay riesgos

El concejal García respondió que no iban a retirar la proposición. "Si considera que mi proposición no tiene sentido, vótela negativo, o sálgase del recinto. Que usted crea que esto fue un error de cálculo de la Administración en cabeza del alcalde, está perfecto; yo sí creo que nos puede meter en problemas diplomáticos y lo he hablado con personas de la Cancillería. No porque Liberland exista o no, es lo de menos, es porque queda en medio de dos estados que sí son reconocidos por Colombia: Serbia y Croacia, y lo que hizo el alcalde de Manizales, además de ignorancia, nos puede meter en un problema en términos de relaciones internacionales".

Pérez volvió a pedir la palabra y cuestionó: "¿Sabe cuánto nos está costando a nivel de imagen y de reputación internacional los actos del alcalde? ¿Le parece respetuoso con la ciudad negarnos una proposición, cuando la ciudadanía está requiriendo que el Concejo diga algo respecto de los desafueros del alcalde? Si verdaderamente respetamos a Manizales, hagamos este debate".

Ahí otros concejales empezaron a refutar y fue cuando el concejal Fernández decidió levantar la sesión, todo por cuenta de Liberland.

Reacción

El concejal liberal César Díaz expresó ayer: "Levanto mi voz de protesta. Reclaman respeto por la ciudad, pero aquí se le está irrespetando". En diálogo con LA PATRIA expresó que su malestar fue porque se habían generado debates que nada tienen que ver con el presupuesto y que lo acontecido con Liberland era más un show y que lo preocupante era el endeudamiento de la ciudad y la plata comprometida en créditos.

Por agencias internacionales

La agencia de prensa Efe tituló ayer: Liberland, el supuesto país que tiene en ojo del huracán a un alcalde colombiano, para referirse al caso del alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín, que firmó un convenio con el supuesto microestado de Liberland, una tierra de nadie no habitada, de unos siete kilómetros cuadrados.

Efe menciona que el alcalde desconoció que el manejo de las relaciones diplomáticas es competencia del Gobierno nacional por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores, y no de autoridades locales.

Agrega que según medios estadounidenses, Randy Thompson, representante de Liberland en Colombia, del que poco se sabe, estuvo en prisión en el 2015 por robar a su empleador en el condado de Cumberland (Pensilvania). Sin embargo, el polémico representante de Liberland confirmó, en una entrevista publicada ayer por Red+ Noticias, que estuvo arrestado en Estados Unidos, pero que salió de prisión porque los cargos fueron desestimados.

Temas Destacados (tags)