Manizales | Publicado el 10 de November de 2020

“El alcalde tiene que aprender a relacionarse de forma no violenta”, dice Matilda González, exsecretaria de la Mujer y Equidad de Género de Manizales

Foto|Archivo|LA PATRIA Aún no se sabe el reemplazo de Matilda González como secretaria de la Mujer y Equidad de Género.

Renunció el viernes a su cargo.

MARTHA LUCÍA GÓMEZ

LA PATRIA|MANIZALES

“Presento la renuncia por una serie de factores, no solo es una razón. Él -alcalde- y yo hemos tenido una relación muy difícil”, asegura la abogada Matilda González Gil exsecretaria de la Mujer y Equidad de Género en Manizales.

Explica que en marzo también pensó en renunciar, igual que otros miembros del gabinete. “Le dije que me sentía como en un matrimonio, y que había dos posibilidades: divorciarnos o renovar los votos para que estuviéramos bien en una relación profesional”.

Renovaron los votos, pero agrega que como en muchos matrimonios que lo intentan otra vez, se desenamoró de trabajar con el mandatario, Carlos Mario Marín Correa; de su proyecto político y que no sentía inspiración por su liderazgo, que no comparte.

El alcalde dijo a través de su oficina de Prensa que aún no se pronunciará sobre este tema.

Violencia psicológica

- ¿Por qué dejó de compartir ese liderazgo del alcalde?

Nuestro principal desacuerdo es que él considera que con sus compañeros de trabajo la letra con sangre entra, y yo en cambio creo que hay que trabajar con amor y construir cosas en equipo y escuchar.

- ¿Qué consejo le da para que cambie?

Esta decisión que tomé, y que no soy la única que lo piensa así, es que es un acto de respeto que él se haga responsable de sus acciones. Los amigos de uno no son los que le aplauden todo. Muchas veces lo que uno necesita es que alguien se le pare en la línea.

- Hay quienes tildan al alcalde de inmaduro, ¿considera que eso es lo que le está pasando?

No estoy tan de acuerdo con esa lectura, pues en el fondo es una discusión sobre violencia psicológica. Uno no le puede gritar a todo el mundo y esperar que se mantenga feliz a su lado. Quien lo hace es porque es lambón, a nadie le gusta que lo traten mal. No creo que la edad determine a una persona madura e inmadura, porque le quitan responsabilidad; es como que, ¡ay pobrecito!, es que es muy joven. Conozco jóvenes muy responsables de sus actos. Él tiene que aprender a relacionarse con el mundo de forma no violenta. Lo que aprendí en los trabajos con hombres es que la violencia no es un acontecimiento, sino un lenguaje.

Otros motivos

- ¿También se fue del cargo por una beca que usted ganó?

Hice mi maestría en Washington. Trabajé en el Proyecto de Litigio de Alto Impacto que hace parte del Centro de Derechos Humanos y Derecho Humanitario de American University Washington College of Law y surgió la oportunidad de volver como investigadora o académica visitante. Es una beca que crearon para líderes y funcionarios públicos destacados por la defensa de derechos humanos. Como estaba muy insegura de quedarme en ese matrimonio, decidí aceptar la beca que empieza a finales de este mes.

- ¿Su renuncia también es por las críticas del Concejo al informe que rindió?

Me mandaron una citación con dos preguntas: cuál es la ejecución presupuestal y la proyección 2023-2024. Presenté un informe de acuerdo a esto, cuando pedían era las actividades, y en medio de la sesión me disculpé. Se pusieron muy bravos porque dije que no habían hecho nada para citar a una sesión de violencia contra las mujeres, como forma de agilizar procesos en la Fiscalía. Me hicieron preguntas y yo les respondí con indicadores. Les dije que si querían un informe de actividades lo haría por escrito y les mandé un informe de 100 páginas relacionando todos los programas.

- Llegó al cargo bajo críticas de algunos sectores, ¿10 meses y 10 días después qué piensa de la ciudad?

Acepté el cargo porque me gusta el reto del cambio en sociedades difíciles, me gusta plantear discusiones que son difíciles porque creo que la única forma de avanzar en muchos temas es aprendiendo a hablar, a discutir y a resolver los problemas de forma pacífica. Me siento muy orgullosa de lo que logramos y ahí mi reconocimiento al equipo de la Secretaría. Me gusta que el trabajo hable por sí solo. Mi lenguaje siempre fue con trabajo y con resultados. Me había ido de Manizales porque salir del clóset para mi fue un momento terrible y sentí que volví a una sociedad más abierta a las discusiones. Sí siento es que en temas de género y de mujeres estamos muy atrasados, que es una ciudad todavía súper machista y que hay mujeres increíbles y brillantes que frustra es que no estén en lugares de toma de decisiones más importantes, que en el Concejo solo haya una mujer. Que lo que pasa con el alcalde es que son unas construcciones de masculinidad muy tóxicas, de no saber resolver conflictos de forma pacífica. Siento que las personas LGBTI y las mujeres estamos más avanzadas en este tema que los hombres. Por este lado hemos dado pasos gigantes y ellos están aún en pañales.

Dato

Matilda González es la funcionaria 12 en salir del gabinete del alcalde Marín. 6 renunciaron al cargo y 6 salieron por decisión del mandatario.

Balance en la Secretaría

* Desde el inicio tuvimos un enfoque de darle prioridad a mujeres de grupos históricamente discriminados.

* Destaco que había una línea de género -Línea por la Vida- a la que se llamaba por casos de violencia, estaba en la Policía y no recibía llamadas de menores de 18 años y había un problema en la operación. Desde el principio trabajé en un enfoque de solidaridad entre las mujeres, es decir mirar en qué se había avanzado y fortalecer lo que había. Esa línea que ya existía se logró pasar a People Contact, en trabajo y recursos entre varias secretarías, lo que ha mejorado el servicio porque responde es una psicóloga; ya se pueden recibir llamadas de menores de 18 años, algo importante en Manizales donde el 77% de las víctimas de delitos sexuales son menores de 15 años.

* Creamos una línea específica para personas LGBTI, y Dejusticia resaltó la línea para hombres, llamada el Parcero, pues por lo menos el 90% de los agresores de mujeres son hombres, y con ella se pudo comenzar a hacer un trabajo muy articulado con las comisarías de Familia y la Ley 1257 que establece que los comisarios pueden ordenarles a los agresores medidas terapeúticas o pedagógicas. De una comisaría lograron remitir siete casos al Parcero, de hombres que empiezan un proceso de manejo de las emociones y direccionamiento a salud mental.

* En esa misma línea de violencia fortalecimos el Consultorio Rosado con una línea legal de litigio estratégico, ya hay una psicóloga, una trabajadora social y una abogada. Hay 17 denuncias contra agresores de mujeres víctimas de violencia, hechas a comisarias y a Fiscalía por la Secretaría, y también 18 medidas de protección otorgadas.

* También hicimos un observatorio de datos abiertos, que debe salir el 20 de este mes, para acceder a datos de violencia contra las mujeres en la ciudad de forma georreferenciada y consolidada de la información que entregan las instituciones. Internamente sí va a manejar datos sensibles, pero quedan protegidos.

* Hicimos un proceso de reactivación económica con madres cabeza de familia durante la covid, para que aprendieran a hacer insumos de bioseguridad.

* Hicimos un manual de convivencia para las mujeres en el programa Mujeres Crea.

* En trabajo sexual fuimos también referente nacional. Primero pasó lo de los computadores para acercarlas a las herramientas tecnológicas para que las trabajadoras sexuales pudieran acceder a formación con Fenalco. Ahí llega la alarma de la Procuraduría y decimos que están equivocados. Estudiamos todas las sentencias de la Corte Constitucional y nos basamos en el trabajo comunitario defendiendo la voz de mujeres que no han sido escuchadas, y eso es legal. Con oficios de investigación legal logramos que la Procuraduría se echara para atrás y se garantizarán los derechos de las trabajadoras sexuales y generaran opciones laborales para mujeres prostituidas. Es un tema difícil, pero creo que la forma de avanzar en términos de trabajo social es darse estas discusiones difíciles porque son los derechos de la gente.

Otras Noticias