La política y el arte de engañar
Señor director:

En el escenario mundial, la política a menudo se ha comparado con un juego de ajedrez, en el que cada movimiento es calculado y cada pieza es valiosa. Sin embargo, más allá de la estrategia y la diplomacia, existe un elemento que ha persistido a lo largo de la historia: el arte de engañar. Desde los tiempos antiguos hasta la era moderna el engaño ha sido una herramienta utilizada por líderes y políticos para alcanzar sus objetivos. Ya sea a través de promesas vacías durante las campañas electorales o mediante la manipulación de la información para controlar la percepción pública, el engaño se ha arraigado en la práctica política.
La manipulación de la verdad es una táctica común en la política. A menudo, los hechos se distorsionan para adaptarse a una narrativa conveniente, dejando a los ciudadanos en una neblina de incertidumbre. En la era de la información, en la cual las noticias falsas y la desinformación son rampantes, discernir la verdad se ha vuelto más desafiante que nunca. Colombia, una nación con una rica historia de lucha y resiliencia, se encuentra en un momento de polarización política y de incitación peligrosa a la confrontación de clases; en vez de dedicarse a sanar las heridas de un conflicto armado, está abriendo nuevos e impredecibles frentes de batalla.
En Colombia, el engaño político no es un fenómeno nuevo. Sin embargo, el actual clima político ha exacerbado esta práctica a nuevos niveles. Con elecciones a la vista, cada jugada de ajedrez se examina a la luz del enroque para evitar el jaque mate. La narrativa política ha oscilado entre dos polos: la vida y la muerte. Esta dicotomía se refleja en cómo los políticos son percibidos y presentados ante el pueblo, unos como símbolos de vida, esperanza y renovación, y otros como símbolos de muerte y miseria. Tristemente son lo mismo los unos y los otros, solo políticos manipuladores.
La Constitución de 1991, aclamada por su gran apertura democrática, no ha sido ajena a este fenómeno. A pesar de sus avances significativos, la realidad política y social refleja una brecha entre los principios consagrados y su implementación efectiva. Esto ha llevado a cuestionar si las intenciones originales han sido desvirtuadas por intereses particulares o si simplemente han sido superadas por desafíos contemporáneos. La violencia y la desigualdad socioeconómica, la corrupción y la necesidad de una democracia participativa más efectiva, el centralismo vs. la autonomía regional, la crisis de la democracia representativa y el desprestigio de los partidos tradicionales, muestran la enorme brecha entre el ideario y la realidad, en esta batalla por imponer sus narrativas.
Luis Rubiel Alzate Usma

La sinceridad

Señor director:

La sinceridad es la cualidad de obrar y expresarse siempre con la verdad, sencillez y honestidad, sin fingimientos o segundas intenciones. Es una cualidad moral de connotada importancia, fundamentada en el respeto y el apego a la verdad como valor esencial en todas las relaciones con los demás, empezando con nosotros mismos. Una persona sincera es aquella que dice y actúa conforme a lo que piensa o cree, no tiene dobleces, intenciones ocultas, no trata de intrigar ni perjudicar a nadie. Siendo sinceros generamos confianza, demostramos honestidad y transparencia. La sinceridad total y el culto pleno a la verdad también resultan molestos para algunas personas. Infortunadamente no a todas horas se puede decir lo que se está pensando, el exceso de sinceridad o sin moderación puede ser mal visto o resulta hiriente. A veces no podemos ser sinceros para no afectar la relación que tenemos con las personas. De hecho, la justificación de las llamadas mentiras piadosas obedece precisamente a la necesidad de evitar expresar cosas que pueden lesionar de manera indeseada, de ahí que se requiere tacto y cautela.

Álvaro Alzate Usma

Julio 14

Señor director:

... el día se saldó con el triunfo de Alcaraz, con el de España, y el de Argentina... derrota no: derrota la de los colombianos falsificando boletas, destrozando, trepándose por los muros, arrasando ebrios todo al paso... “es que estoy en otro país, pero sigo siendo colombiano” respondió uno de ellos que se escondía -delincuente al fin- en una camiseta argentina, pero lo traicionaba el hablado.

El subdesarrollo mental que hablamos, el alma petrista que habla de construir “patria” a partir de la guacherna, la primera línea, la pobreza económica y mental, el apoyo a los bandidos. Hoy es “día cívico”, la ciudad está callada y solitaria, para mamar gallo también somos buenos. 

Se agradece el triunfo del otro: si el equipo hubiese ganado se recogerían en todas partes decenas de muertos y habría gran cantidad de destrozos. La justificación usual es que se trata de “algunos desadaptados”. No, no aplica, es lo contrario; se trata de una total adaptación a la mentalidad local, sembrada y aupada desde lo más alto de la llamada pirámide social. 

Luis Fernando Gutiérrez Cardona

Autopista metálica

Señor director:

La controversia surgida hace muchos años por el conocido como terraplén del café podría desaparecer si miramos otras alternativas. Qué tal si cambiamos el modelo de Robledo por un aeropuerto que utilice como pistas unas vías fabricadas en acero, a manera de puentes sin barandas. La idea no es nueva, pues ya existe en otros lugares del mundo con un éxito inigualable. 

Un puente tipo autopista permitiría el aterrizaje y el decolaje de cualquier tipo de avión , grande o pequeño. Olvidémonos, pues, de mover más tierra y de darle millonadas a los ladrones disfrazados de expertos e ingenieros. Repito: montemos en Palestina una autopista metálica de los metros que queramos y ¡listo...! 

Bernardo Molina M.

Revivir La Nubia 

Hace días quería escribirles acerca del aeropuerto La Nubia, y ahora que leo lo que escribió el señor Bruno Seidel me parece muy oportuno mi aporte e intervención. Hace un par de meses visité a las 9:30 a.m. el aeropuerto para enviar una encomienda a Montería por la única empresa que presta el servicio allá: CLIC. Fui el primer cliente en llegar al aeropuerto, increíblemente a las 9:30 de la madrugada, sí parece un chiste de mal gusto, pero a esa hora apenas prendían equipos para el primer vuelo que llegaba a las 11:00 a.m. mas o menos. Era el único cliente, habían cerca de 8 vigilantes y como solo era poner una cajita pequeña me parquié afuera, donde también era el único coche en el aeropuerto, parecía un aeropuerto del oeste, muy solitario y fantasmagórico.

Me estaban atendiendo mientras arrancaban los computadores, por lo cual no era necesario usar el parqueadero para tan corta visita al sitio, además con cero de congestión para un aeropuerto que prácticamente empieza a operar casi al mediodía. Ya le había dicho el funcionario de Clic a la chica vigilante que nos diera 5 minutos para despacharme, que igual no estaba obstaculizando a nadie, pero vaya sorpresa cuando llegó el DOTOR gerente, sin saludar a nadie y lo primero que hizo fue decirle muy molesto a la vigilante que llamara a Tránsito para que me partiera y remolcara mi vehículo. Solo pensé en aquellos tiempos de la gerencia de don Reynerio Cuartas, cuando una vez llegué al aeropuerto y se me había quedado el ticket para volar y le dijo a la niña de Avianca: “Yo pago el tiquete del señor si no lo encuentran en el sistema mientras se aclara el asunto”, a lo que la niña le dijo: “Tranquilo que con la cédula tenemos” y así fue. 

No me queda más que invitarlos a que lean este aparte de hace más de 10 años en el que gracias a un chico de colegio de intercambio de Bogotá se logró que la aerolínea alemana LUFTHANSA volviera al país y les sirva para que hagan algo por esta ciudad en compañía de nuestro reelegido alcalde que también viene de ocupar el Ministerio de Transporte.

Óscar Felipe Torres Jurado

A modernizar La Nubia

Señor director:

Completamente de acuerdo con el columnista Eduardo Garcia Aguilar en su nota de Café y Aerocafé para el ministro Bonilla, publicada el domingo 7 de julio. El 28 de junio envié una carta a su periódico en la cual expreso la necesidad de modernizar La Nubia, porque Aeropalestina no lo veremos jamás.

Debemos pagar la deuda del gran daño que se le hizo a Palestina y destinar estos terrenos para devolver su naturaleza inicial y crear allí el Centro Ecológico y Científico Internacional, como lo propone el columnista, y otros servicios que dinamicen su maltrecha economía.

Ahora la tarea no es competir con Matecaña. Tenemos que pensar como región. Pero dotar nuestro aeropuerto La Nubia de las radioayudas modernas que existen para mejorar sus condiciones de operación. Es uno de los mejores aeropuertos del mundo, en el patio de la casa. Quitemos el estigma que han creado alrededor de él. Seguiremos insistiendo sobre esta iniciativa.

Herman Estrada Mejía, presidente Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales.

Mala imagen

Señor director: 

Qué rabia, qué vergüenza da ver cómo los colombianos actuaron como vándalos, igualitos a la primera línea, destruyendo todo a su paso en el estadio de la final del partido de fútbol entre Colombia y Argentina. Quedó borrada la buena actuación del equipo, y lo peor, la del presidente de la Federación y su hijo. Si eso fue sin ganar, tumban el estadio donde ganemos. Ojalá los deporten. Personas así son una mala imagen para el país y por su culpa nos discriminan a todos.

Laura Franco

Vergüenza total en la final de la Copa América

Señor director: 

Ante todo, felicitar a la Selección por el honroso subcampeonato en la Copa América. Los lunares: Ramón Jesurún presidente de la Federación Colombiana de Fútbol y vicepresidente de la Conmebol, quien en compañía de su hijo se agarraron verbal y físicamente con la Policía, terminando presos y multados. Aducen maltrato policial al negarles la entrada por el túnel a Jesurún plenamente identificado. Afuera del estadio, la mayoría colombianos y algunos argentinos, armaron una batalla campal porque no abrieron las puertas a tiempo. 

¡Cuánta vergüenza!. Si por allá llovía, acá en Colombia no escampaba. En los parques de Bogotá también los desadaptados se enloquecieron con un saldo de cuatro muertos y cientos de heridos. Tarjeta roja para la seguridad en el estadio de Miami. Ahora nuestra Selección seguirá su camino por las eliminatorias rumbo al Mundial 2026 en Estados Unidos, Canadá y México. 

Helena Manrique Romero

Migrantes sí, pero buenos

Señor director:

Todos los seres humanos tenemos el derecho a dejar nuestro país para buscar nuevos horizontes, aunque sea en tierras extrañas y lejanas con miras a tener una mejor calidad de vida, que traduce en bienestar. Todos los seres humanos tenemos derecho a dejar nuestras raíces y radicarnos en otros lugares soportando la xenofobia que aún subsiste y que es difícil de erradicar en algunas comunidades que siguen siendo cerradas y excluyentes.  

Es cierto que la mixtura de razas y comportamientos son factores difíciles  para una buena convivencia. Pero también es cierto que los migrantes, cuando son buenos, traen riqueza o ayudan a construirla, dan ejemplo con sus buenas costumbres, hablan de su  país de  origen. No se puede ignorar que muchos paìses desarrollados lo son, en parte, porque sus condiciones particulares están predispuestas para crear desarrollo y han sido aprovechadas con  ingenio, creatividad, inteligencia empresarial con la ambición de crecer y llegar a ser grandes en el contexto nacional e internacional. 

No se puede negar que los migrantes han aportado su vocación de trabajo con honradez y agradecimiento pensando y actuando con rectitud, porque así todos ganamos. Lo que no se puede aceptar es que muchos migrantes aprovechan las leyes internacionales que de alguna manera los protegen para salir como gitanos, a veces con menores prestados para despertar conmiseración y vivir a expensas de la generosidad de  personas que siendo buenas, terminan graduándose de incautas e inocentes.

Muchos zánganos terminan abandonando lo que tienen para dedicarse a “turistiar” porque les resulta más fácil, aunque no la pasen muy bien. Otros dicen ser perseguidos  y en sus países ni siquiera pertenecen a partidos políticos y tampoco han tenido ninguna participación, porque no han ejercido sus derechos con el voto. Otros nunca han trabajado y quieren vivir a expensas del Estado, exigiendo subsidios (limosnas políticas) y cuando no les satisfacen sus pretensiones, entonces “pasemos la frontera que allá es más bueno”.

Ni qué decir de quienes se dedican a vivir de la delincuencia,  la ejercen allá y donde llegan, porque esa es su profesión. 

Sí, que lleguen pero personas buenas, que ayuden a construir riqueza, desarrollo y prosperidad; no aquellos que se suman a la delincuencia, que harta tenemos, agravando los problemas de inseguridad en el país. Esos migrantes que se queden en su tierra y nos dejen en paz. Que lleguen sí, pero personas buenas. 

Elceario de J. Arias Aristizábal

Más control al tráfico de vehículos

Señor director:

Son muchos los conductores que no cumplen las normas en materia de máxima velocidad. Al problema de inseguridad que impera en todas las ciudades colombianas ahora los peatones tenemos que estar en permanente alerta ante la falta de controles drásticos de la policía de tránsito. Sucede que el tráfico vehicular es un caos y motociclistas y conductores de vehículos violan las normas en materia de máxima velocidad.

El problema de conductores que manejan a altas velocidades se está presentando en forma grave en las ciudades intermedias. 

En Popayán la situación es dramática con los motociclistas irresponsables. Casualmente el periodista Silvio Villegas Villegas hace unos días fue atropellado por un motociclista que conducía a alta velocidad en la vía Panamericana, sector de El Tablazo; unos días después, como consecuencia de las lesiones ocasionadas, falleció en la Clínica Santa Gracia.

El veterano periodista Silvio Villegas Villegas, de 81 años de edad, laboró, entre otros medios, en Radio Super, en Bogotá; también fue corresponsal de El Tiempo, en Pasto; en Radio Sucesos RCN, época de Alberto Acosta Penagos, y en el periódico El País, de Cali,  donde trabajó por más de 40 años y se pensionó.

En Popayán definitivamente se presenta el mayor caos en materia de tránsito por el desmesurado auge de más de 40.000 motos en la ciudad que son una amenaza pública, sin ningún control y vigilancia de la Policía de tránsito, diariamente ocasionan siniestros viales y muerte de personas como ocurrió con el comunicador Silvio Villegas Villegas.

Jorge Giraldo Acevedo

Día D., 6 de junio de 1944
Señor director:

Observé por el canal The European Debrief la ceremonia de celebración del octogésimo aniversario del Día D. que dio comienzo a la finalización de la segunda guerra mundial, el jueves 6 de junio de 2024. La ceremonia se realizó en Omaha Beach, playa perteneciente a la región de Normandía, al norte de Francia, que fue uno de los 5 sitios de llegada de tropas aliadas para hacer frente a la invasión a Francia por las tropas alemanas. Se habilitaron dos tribunas techadas para la cómoda asistencia de los participantes; una pantalla en la que se iban mostrando (película) diferentes aspectos de la llegada de los aliados a Normandía; y una tarima para los presentadores de la ceremonia. Estuvieron presentes el presidente de EE.UU., Joe Biden; el de Francia, Emmanuel Macrom, y su esposa, Brigitte; Sergio Mattarella, de Italia; Volodimir Zelensky, de Ucrania; el rey Carlos III; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; el canciller alemán, Olaf Scholz. (Rusia no fue invitada a la ceremonia).
También participaron algunos veteranos sobrevivientes del desembarco, de más de 100 años de edad, ya que hubo muchos muertos y desaparecidos durante la operación. Bob Gibson, de 101 años, quien declaró que “se despierta recordando el hecho y la muerte de muchos jóvenes que no llegaron a la playa”. En la ceremonia participaron jóvenes estudiantes de ambos sexos, vestidos de pantalón negro y camisa blanca que danzaron, cantaron y dramatizaron distintos aspectos. También grupos de militares y soldados que hicieron presentación de cantos y desfiles. El 6 de junio de 1944 más de 160.000 tropas aliadas, principalmente de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, realizaron la operación anfibia que permitió, luego de 3 meses, vencer a las tropas alemanas en el mes de agosto. Y lograr en mayo de 1945 el fin de la segunda guerra mundial. Este Día D. hubo 4.440 soldados muertos y 5.800 heridos. Desafortunadamente la ceremonia no tuvo traducción al español para haber logrado más información de lo realizado. Hubo un acto que lo logré captar en su sentido. Se inicia con una frase que se presenta a todo el público en inglés “I did it for you” (yo lo hice por ti). Luego viene un desfile de las banderas de muchos países portadas por los jóvenes y los militares entonan el himno de la alegría. Me llamó mucho la atención otro canto que realizaron el grupo de militares y soldados y fue el “gloria, gloria Aleluya”. 
“Cuando sientas que tu hermano necesita de tu amor, no le cierres las entrañas ni el calor del corazón. Busca pronto en tu recuerdo la palabra del Señor: mi ley es el amor”.
D. significa Day o Día. Fue la clave que se dio para iniciar el desembarco que estaba planeado para el 5 de junio. Pero ese día hubo mucho movimiento en el mar por fuertes vientos y lo dejaron para el día siguiente, 6 de junio. También hubo en la ceremonia la llegada de varios paracaidistas a la playa de Omaha, recordando así que por aire fue la otra estrategia empleada para la invasión de Normandía.
Alirio de los Ríos Flórez.

La concesión de los peajes
Señor director:

Ante la proximidad de la terminación del actual contrato de concesión para la operación y mantenimiento de la llamada Autopista del Café y la inminente prórroga a la empresa IP Conexión Centro, consideramos pertinente y oportuno hacer algunas consideraciones, que reflejan el sentir de un amplio sector de la población:
1. Indudablemente el mejoramiento vial que ha significado la construcción de la doble calzada (mal llamada autopista) Manizales-Pereira-Armenia, ha contribuido a optimizar la conexión vial de los tres departamentos, lo que ha facilitado la integración y la comunicación subregional, contribuyendo con sus objetivos de desarrollo y progreso.
2. Sin embargo, estos propósitos se han visto menguados ante los onerosos costos que representa para los caldenses el pago de peajes entre Caldas y Risaralda, especialmente muchos trabajadores y campesinos que deben hacer un desplazamiento diario. Esta situación golpea los escasos presupuestos de campesinos, estudiantes y empleados que permanentemente se movilizan por allí, además del comercio y la industria de la región.
3. Aunque el Concesionario Autopistas del Café sostiene que ya cumplió sus compromisos contractuales, se debería tener en cuenta, como lo sostiene la Sociedad Caldense de Ingenieros Civiles (SCIC), que “esa vía la pagamos hace mucho rato”, por lo cual constituye una carga insostenible e incosteable el pago de cinco peajes, lo que a todas luces atenta contra la economía regional. Con dos de esas obligaciones, creemos sería suficiente para contribuir a la operación y mantenimiento de esa vía.
4. En aras de la equidad y para buscar un sano equilibrio económico, nos acogemos a la petición de esa entidad gremial en el sentido de que sean eliminados los peajes de Pavas, San Bernardo del Viento y Santágueda, interpretando el clamor de una comunidad golpeada por distintos factores como el desempleo, la discriminación, la violencia y el alto costo de la vida.
5. En reciente pronunciamiento la SCIC hace un amplio y documentado análisis de ese complejo vial, del cual retomamos uno de sus apartes: “Manizales - Chinchiná en doble calzada con un alto índice de accidentalidad, pues el concesionario en su inmensa sabiduría no ha sido capaz de solucionar ese problema. El puente sobre la quebrada El Rosario se encuentra cerrado desde hace 8 meses por fallas estructurales y nadie da razón de sus arreglos”.
Fabio Arias Gómez, Ari, Iván Darío Góez, José Fernando Garcés, Duván Marín Martínez, Jairo Castro Eusse, Darío Sanín Álvarez, Rubén Darío Sánchez, Gildardo Ospina Ramírez, Yesid López López, Pedro J. Andrade y Germán Mejía Gallo.

70 años de la televisión colombiana
Señor director:

Durante el gobierno del dictador general Gustavo Rojas Pinilla ‘gurropin’, un 13 de junio 1954, nace la Televisión en Colombia; a través del bogotano Fernando Gómez Agudelo, quien trae desde Alemania equipos y tecnología, para algunos: “la caja idiotizante”. Teleteatro, concursos, humor, culturales, deportes, musicales, novelas, ecología, técnicos, vestuaristas, maquilladores, anunciantes, realitys, etc... En su inicio fueron programadoras, después llegaron los canales locales y regionales. 70 años es toda una historia a la cual nos unimos en este 2024 para celebrar de manera nacional esta efemérides que ojalá se mantenga y preserve por muchos años. Historia de la Televisión Colombiana, ahí se compila con imágenes y testimonios, por cuenta del periodista barranquillero Fernando Fabián Sarmiento Ranauro, todo lo que los colombianos y extranjeros necesitamos saber, el cómo y el por qué se inició nuestra televisión en el país.
Helena Manrique Romero

Asuntos varios
Señor director
:
 Vías
Agradecer a la Secretaría de Infraestructura por la reparación en la vía Álamos-La Fuente, donde se parcharon cerca de 15 huecos, cráteres o troneras que había en la vía, dando seguridad a peatones y conductores.


 Toros
Es triste ver como poco a poco se nos está imponiendo el criterio de las minorías, a las cuales hay que respetarles los derechos, desconociendo implícitamente el derecho de las mayorías, refiriéndome a la prohibición de las corridas de toros, afectando en el solo caso de Manizales a miles de familias que en esta temporada ferial derivan el sustento para sus familias. Una lástima que no se reconozca el arraigo cultural de la actividad.


Salud
Una lastima que el modelo teóricamente creado para el bienestar de los maestros y sus beneficiarios se vea empañado por la falta de dispensación de medicamentos.
Jorge Edisson Hincapié L., representante Comité Prestaciones Sociales Unidad Democrática.