El sombrero con que adorno mi cabeza