Castella, genio bajo la lluvia