Bajaron en sillas de ruedas