Dirigentes lucharán porque llegue un buen gerente y no un recomendado al sector. Debate.

Fotos | Cortesía Federación Nacional de Cafeteros | LA PATRIA

 

Delegados cafeteros reconocen que no tienen una situación fácil, ante los nuevos cambios y decisiones que se tomen y que podrían volver a dividir al sector.

LA PATRIA | MANIZALES

"Como un baldado de agua fría". En esto coinciden varios de los dirigentes cafeteros que participaron en el 90 Congreso de la Federación Nacional de Cafeteros, luego de conocer la petición de renuncia de presidente Petro al gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo. La noticia de la salida se oficializó el jueves en la noche.

El anuncio, que se conoció en plenaria del Comité de Cafeteros, generó sorpresas e indignación, pues se presentó justo un día después de que los mismos delegados hicieron un reconocimiento oficial al gerente por su gestión y sus buenos resultados, en medio del intenso fenómeno de La Niña que ha afectado la producción en los últimos 29 meses.

Mejores resultados

De acuerdo con Eugenio Vélez Uribe, delegado por Caldas al Comité Nacional, la noticia no solo generó sorpresa y consternación, sino malestar, ya que en medio de las adversidades climáticas, se tienen las mejores cifras de la caficultura en la historia, y una unidad gremial más fortalecida, luego de la división que se había presentando durante la Administración de Luis Genaro Muñoz.

Entre esas cifras se destacó el hecho de terminar el año con una cosecha por un valor cercano a los $14,5 billones en el año cafetero octubre 2021 - septiembre del 2022 y unas exportaciones de café que alcanzaron los 3 mil 748 millones a octubre, un 36,7% más que en el mismo periodo de 2021.

Una decisión política

Adicionalmente se tuvo un precio interno promedio entre enero y septiembre, pagado por la Federacafé a los productores, de $2 millones 440 mil por carga de 125 kilos, considerado el más alto de la historia, además de pagar primas de cafés especiales por $32 mil 684 millones.

Para Vélez Uribe la decisión es netamente política, ya que no hay otra explicación para querer frenar un gremio que le está aportando a la economía nacional en términos de empleo, de regalías e irrigación de riqueza.

 

¿Y si se hubieran opuesto?

Los delegados consultados por LA PATRIA coincidieron en que hubo un llamado del mismo gerente, quien les insistió que era mejor dar un paso al costado, pues lo más importante era mantener la institucionalidad y la relación armoniosa entre el Gobierno y el sector cafetero.

Por ello, aunque podían oponerse y decir no, como lo sugirió otro gremio agricultor, el problema es que manejan recursos públicos, a través de un contrato de administración del Fondo Nacional del Café, considerada el alma de la institucionalidad y la fuente principal de recursos del sector.

Nueva elección

La expectativa se genera con la nueva elección, puesto que aunque el sector es privado, en el Comité Nacional tienen asiento el Gobierno, con cuatro ministros como Hacienda, Agricultura, Planeación Nacional y Mincomercio, donde se manejan los temas del Fondo Nacional del Café.

Por esta razón, la institucionalidad cafetera tiene la mitad de los votos y la otra mitad el Gobierno, por lo que quien dirime si hay un empate es el presidente del Comité Nacional de Cafeteros.

En ese Comité Nacional de cafeteros se elegirá la terna, que después se someterá a la votación en plenaria de un Congreso Cafetero, donde votan los 90 delegados de los 15 departamentos cafeteros.

¿Otra vez división?

Ahora, las dudas se mantienen, considerando que la situación fue similar cuando se realizó la terna en el 2009, en reemplazo de Gabriel Silva Luján, que también dividió y llegó Luis Genaro Muñoz, recomendado por el Gobierno, durante la presidencia de Álvaro Uribe.

Sin embargo, en ese caso además se tuvo el respaldo de varios dirigentes cafeteros, incluido el Cauca de donde es oriundo Muñoz.

De allí se inició un debate y distanciamiento entre el mismo sector, por lo que varias regiones comenzaron a pedir su renuncia, incluyendo la presión de cinco comités de cafeteros, entre ellos los de Antioquia, Huila, Caldas, Risaralda y Cundinamarca, que representaban el 50% de la producción nacional, para el cambio en la gerencia.

Lo que podría pasar

Ahora ven que podría pasar algo similar. "Para mí es el principio del fin de la Federación. Puede que actuemos con calma, sin peleas y que iniciemos un proceso normal de transición y de selección de una terna para llevarlo a un Congreso Cafetero, pero seguramente esto no será en condiciones normales, y con unos enfrentamientos fuertes, seguramente. El Gobierno tratando de imponer nombres y personajes de su estilo y el gremio cafetero bregando a poner personas de las mejores cualidades como el gerente actual", dijo Vélez Uribe.

Otro malestar de varios delegados fueron las propuestas que se presentaron en el Congreso, pues aunque ofrecieron apoyo, dejaron claro que no hay recursos del Gobierno Nacional.

Aunque también se habló de ayudas para renovar, unas 35 mil hectáreas, de estas un gran porcentaje sería a través de crédito, vía el llamado Índice de Capitalización Rural (ICR).

Propuestas ilógicas

Además se incluyó la propuesta de sembrar café robustas en Colombia, de menor calidad o realizar una reforma agraria cafetera, para solucionar la situación de pobreza del 54% de los cafeteros que siguen en situación de pobreza y vulnerabilidad, pero sin plata y sin ayudas del Gobierno.

Por ello, insistieron en lo que la ministra de Agricultura calificó como la otra agenda, luego del llamado de los cafeteros a prestarle atención a las vías, la vivienda, la seguridad, y el control de precios en los insumos agropecuarios, y la aplicación del Conpes, que la ministra reconoció que desconoce.

Con este panorama, los delegados sostuvieron que se vienen años de incertidumbre, pues se contaba con la continuidad de Roberto Vélez, pero de un momento a otro el panorama cambió.

Ahora, insisten en que hay que ser muy inteligentes para enfrentar lo que viene, pero sostienen que los cafeteros y delegados merecen respeto y que no se van a dejar imponer un recomendado otra vez.

¿Cómo reciben la petición de renuncia del Gobierno al gerente?

Luis Alfonso Castañeda Bustos, delegado Cundinamarca: "Muy triste porque creo que se presentaron en este Congreso los mejores resultados en mucho tiempo, sus empresas, el Fondo Nacional del Café, las exportaciones, y en materia social. Entonces nos cae como un baldado de agua fría la noticia. Un batacazo en medio de las buenas noticias".

Gelber Armando Monroy Moreno, delegado Boyacá: "Un poco sorprendidos, porque el gerente venía desempeñando su cargo de muy buena manera, muy buenos resultados, pero así es la política y tenemos que aceptarla y seguir trabajando con el Gobierno. Claramente es una decisión más política que económica. Por resultados no fue".

Carlos Felipe Hoyos, presidente Comité Caldas: "Con mucha tristeza, es una noticia lamentable, pues era un gremio que estaba siendo dirigido por una persona con todas las capacidades, con toda la idoneidad, con un liderazgo, con un acercamiento con todos los cafeteros del país. Mostró su grandeza en el cargo".

Viviana Andrea Oyola Méndez, presidenta 90 Congreso Cafetero y delegada por el TolimA: La verdada no esperábamos la noticia y nos tomó por sorpresa, pero creo que hoy debemos de pensar en nuestro gremio. Debemos estar más unidos que nunca, y por el bien de nuestra caficultura tomar las mejores decisiones.

Rúber Bustos Ramírez, delegado por el Huila:"Nos toma por sorpresa, pensábamos que teníamos a Roberto Vélez por mucho tiempo y de verdad que nos duele a todos, nos ha golpeado. Creo que los cafeteros y los delegados merecemos respeto, pero bueno, ya pasó y hay que seguir adelante. La Federación en los últimos 7 años fue muy diferente".

Eloisa Mercedes Abdalá Celedón, presidenta Comité César, Guajira, Bolívar: "No me causa ninguna sorpresa, son bagajes del oficio cuando llega un nuevo Gobierno y toma decisiones. Esto es normal es un país netamente político. El doctor Roberto Vélez hizo su trabajo, cumplió su ciclo y tendrá que venir otro gerente que también conozca sobre el café".

James William Montes Morales, delegado por Risaralda

Fue un Congreso agridulce. Un hombre que ha sido un héroe en el café y que en siete años timoneó muy bien el gremio y ahora tiene que irse por un Gobierno que quiere tener gente con sus mismos ideales. Fue muy gallardo porque deja su beneficio personal por esas 546 mil familias cafeteras.

 

 

Temas Destacados (tags)