Frente a la Universidad Católica se robaron la tapa