Vuelve el Ballet Bolshoi con La fierecilla domada