10 toneladas de pólvora iluminaron la ciudad